Lo más probable es que la denominación de la provincia de Almería, en la comunidad autónoma de Andalucía, provenga del árabe al-Miraya, que significa «mirador» o «torre vigía», pero a nosotros nos gusta más otra interpretación, la que en el siglo XIX buscó el origen de “Almería” en el término (al-Mariyyāt) , «espejo del mar».

Sí, espejo del mar, porque  Almería y su Parque Natural  Cabo de Gata-Níjar, cuentan con una de las franjas costeras más bellas del Mar Mediterráneo, jalonada por acantilados y salpicada de pequeñas y solitarias calas, extensas playas y arrecifes.

Sus temperaturas, calurosas en verano y agradables en invierno, hacen del litoral de la provincia un lugar para visitar todo el año. Su extraordinario clima es único en el continente europeo, con temperaturas suaves en otoño y primavera, un invierno en el que apenas llueve y un verano calurosamente agradable.

moonEspejo del mar